Cosmología mapuche es parte de Feria de la Ciencia y Tecnología EXPLORA 2015

publicado en

Resaltar un modelo de generación de conocimiento distinto al que se vincula con el positivismo y el método científico occidental, fue el objetivo de la muestra que el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas presentó en el marco del evento anual que agrupa a los principales proyectos científicos y tecnológicos del país.

La íntima relación con la Astronomía fue un tema crucial para todas las civilizaciones. Los pueblos originarios latinoamericanos no estuvieron estado ajenos a esta tradición, y entre estos es notable reconocer la experiencia del pueblo mapuche como observadores del cielo y sus astros. Para los mapuche la trayectoria del sol, la luna y otros fenómenos estelares como cometas o meteoritos no compuso solamente un criterio de registro diario: la conjunción y fase de cada uno de aquellos influyó de forma decisiva en la evolución de sus ciclos vitales, tiempos de cosecha y desarrollo personal, entre otros asuntos. Además, la bóveda celeste –llamada por los mapuche Wenumapu que significa la tierra de arriba-, era el lugar donde habitaban las familias ancestrales, los antepasados y los espíritus del bien. Tomando en consideración su relevancia, este fue el tema elegido por el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, ICIIS, en su exposición en el marco de la IX Feria de la Ciencia y Tecnología organizada por el programa EXPLORA de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT.

Participando por segundo año consecutivo en este evento de difusión científica, el objetivo del ICIIS fue profundizar en un paradigma de conocimiento distinto al modelo occidental predominante, el que respecta a los pueblos originarios, específicamente el pueblo mapuche. De qué forma los miembros de comunidades indígenas observaron su entorno, descifrando la naturaleza que los rodeaba integrando el conocimiento adquirido en sus vidas y en la relaciones con sus pares.

La Feria de la Ciencia y Tecnología EXPLORA, realizada entre el 7 y el 11 de octubre en el Parque de la Quinta Normal, está dirigida principalmente a niños y jóvenes en edad escolar. Es por esto que en el montaje de la exposición sobre Cosmología Mapuche se elaboraron diversos instrumentos didácticos que mejorasen la apropiación del tema por parte de los visitantes. En primer término, se reconstruyó el kultrung a escala ya utilizado en la edición anterior de la feria, en 2014. Esta maqueta permitía explicar la división del Universo según los mapuche, los distintos espacios que lo componían y que significado y alcance tenían cada uno. Enseguida, el recorrido continuó en la realización de juegos en que los niños, junto con sus profesores o padres, revisaban las denominaciones que astros como el sol, la luna o las estrellas recibieron en mapudungun, la lengua mapuche. Una vez que los estudiantes retenían cada uno de los conceptos, se les pedía dibujarlos; quien acertaba recibía una pegatina con el astro correspondiente.

Una experiencia relevante también fue el taller de teatro en que se montó una obra basada en el mito mapuche de la creación del Universo y de cómo estos llegaron a habitar al Wallmapu o país mapuche; dice la leyenda que fueron cuatro los seres que llegaron desde las estrellas a poblar el sur del continente americano. Es sorprendente constatar la coincidencia entre esta explicación ancestral y las teorías modernas y occidentales que abordan el surgimiento de la vida en la Tierra en el espacio exterior, particularmente a través de la panspermia.

Para la confección del material utilizado durante la feria y también en el proceso de instalación, el ICIIS contó con la asesoría de destacados artistas mapuche, como la poeta Graciela Huinao y la artesana textil Georgina Elgueta Huinao.